Buscar
  • Mtra.Jéssica Lara Perdomo

¿Cómo tener una relación de pareja sana?




Para tener una relación de pareja sana y funcional, es importante trabajar en diferentes aspectos para hacerla sólida, equilibrada e irla construyendo día a día.


La convivencia continua puede generar que se vuelva una relación rutinaria, lo cual muchas veces termina en distanciamiento emocional, indiferencia o interacciones poco cordiales. Para evitar esto y vivir armoniosamente, hay que trabajar los siguientes puntos:


Comunicación asertiva

Cada individuo tiene su propia historia, necesidades, creencias, costumbres, etc., y para poder enfrentar las diferencias que existen entre la pareja, que pueden desencadenar problemas, es importante desarrollar la habilidad de expresar los sentimientos y pensamientos de una manera clara, sincera, transparente, respetuosa y directa, sin lastimar al otro ni ser agresivos. De esta manera, fluye mejor la comunicación y se abren canales para el entendimiento mutuo.


Confianza

Tener seguridad en uno mismo es el primer paso para poder confiar en alguien más, es una decisión que se toma a partir del amor y seguridad propia, además de impulsar al respeto por la pareja. Como en cualquier relación, la honestidad es la base de la confianza y ser uno mismo, va consolidando esta parte tan esencial en la pareja.


Amor

Cuando se actúa desde el amor, surge una interacción más respetuosa, de tolerancia, empatía y se hace más fácil la comunicación.

En muchas ocasiones hay barreras formadas a través del paso del tiempo por pérdidas anteriores, rupturas o rechazos, que nublan el juicio para escucharse a sí mismo e identificar cuando hay una química emocional con alguien más y dejarse sentir. Cuando se tiran estas barreras, ambas personas pueden encontrarse, sentirse plenas y vivir la felicidad que aporta la vida en pareja.


Aprender a perdonar

Perdonarse a sí mismo y/o a la pareja es un requisito básico para liberarse del pasado, poder avanzar y crear una vida mejor. Muchas metas se ven truncadas cuando no se ha perdonado completamente, incluso en la vida personal de cada miembro de la pareja, puede tener repercusiones. Cuando no se ha perdonado, gran parte de la energía de esa persona permanece atrapada en resentimiento, ira, dolor, o sufrimiento, e impide tomar decisiones de manera clara.


Honestidad

Para construir un amor puro, el mostrarse como realmente se es y el reconocimiento del valor propio, son importantes. Podemos prometer conductas, no sentimientos ya que estos no están en nuestro control, de esta manera, resultará más fácil honrar a las promesas que se hacen.


Valores en común

Para poder ir en un mismo camino, lograr acuerdos y fluir mejor con la pareja, es importante que ambos tengan una base de valores, que para ambos sean de gran relevancia, en común, de esta manera, se dará un mejor entendimiento en la relación.


Empatía

Ésta es fundamental para que ambos se sientan cómodos en la relación, se sientan valorados, conectados emocionalmente, entendidos y escuchados. Aprender a escuchar al otro, tratando de entender la perspectiva desde donde está hablando, conociendo su historia, creencias, miedos, etc., crea una mayor apertura emocional y mejora la relación.


Aceptación

Respetar y admirar a la pareja, entender sus diferencias, su manera de ver el mundo y de reaccionar frente a él, dejar de buscar moldearlo o hacer cambiar al otro, crea una sensación de libertad, lo cual permite que ambos se sientan plenos en la relación y sea un amor genuino.


Identificar cuáles de estas características existen ya en tu relación y cuáles hacen falta fortalecer y/o desarrollar, ayuda a tener más claro por dónde ir y a hacer consciente si es una relación fructífera que te esté haciendo crecer y sentir feliz o no.




48 vistas

© 2015 por Jéssica L. Perdomo,

Psicóloga Clínica.

Psic. Jéssica L. Perdomo

Alejandro Graham Bell 25

Col. Ampliación Sinatel